Aprobado el informe de la ponencia de Menores sin Alcohol de la comisión mixta del Congreso

El pasado 24 de abril, la Comisión Mixta para el Estudio del Problema de las Drogas aprobó el informe de la Ponencia Menores sin Alcohol, para el que durante su realización, los diputados de esta Comisión pidieron conocer la iniciativa de “Menores sin alcohol, un reto de todos”, puesta en marcha por el Grupo DIA, por estar en línea con los objetivos que pretende asumir la futura ley “anti-acohol” en los menores.

Desde su constitución, el objetivo de la Ponencia no es otro que elevar su informe al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, para que, en el marco de sus competencias, presente ante el Congreso de los Diputados un proyecto de ley que contribuya a la eliminación de manera definitiva del fenómeno del consumo de alcohol por parte de menores de edad.

La principal conclusión que se extrae de la lectura del documento es la recomendación de elaborar una ley de prevención del consumo de alcohol para menores de edad que contemple, como objetivo primordial, retrasar la edad de inicio en el consumo hasta los 18 años e incrementar la percepción social del riesgo de dicho consumo implicando a todos los ámbitos de la sociedad.

Entre los muchos aspectos que trata este primer documento, destaca la pretensión de regular la exposición de bebidas alcohólicas en lineales de comercios autorizados para su venta y consumo, así como asegurar la vigilancia de las bebidas alcohólicas situándolas en espacios específicos y separados con medidas de seguridad de tal forma que se impida el acceso libre a los menores de edad sancionando de manera contundente la venta.

Además de volver a introducir la licencia de venta de bebidas espirituosas, el texto promueve la modificación progresiva y no gravosa económicamente de los supermercados y tiendas de proximidad para que las bebidas de contenido alcohólico, especialmente de alta graduación, estén situadas a la espalda de la línea de cajas, de tal forma que sea imposible su robo y que sea más fácil el control de edad que los compradores.

Es de destacar también la petición que se realiza en el documento para facultar a los titulares, gerentes, responsables o empleados de los establecimientos para exigir, en caso de duda, la presentación de un documento oficial acreditativo de su edad a los compradores o consumidores.

Asímismo recomienda establecer la obligación de colocar carteles anunciadores de la prohibición de la venta a menores en las áreas de exposición, una iniciativa que ya ha puesto en marcha DIA con su proyecto “Menores sin alcohol, un reto de todos”. Podéis conocer más sobre este proyecto, podéis visitar la web www.menoresinalcohol.com